Un paraíso en el Valle del Cauca

Almorzar el auténtico sancocho valluno, pasar la tarde en las históricas haciendas El Paraíso y Piedechinche, conocer el Museo del Transporte y visitar al Milagroso de Buga es un plan para disfrutar cualquier día, pero preferiblemente los domingos.

 REGION PARAISO BUGA

CORTESIA: EL TIEMPO

 

Bautizado como Territorio Paraíso, este pedazo del Valle del Cauca se convirtió ahora en un destino con muchos atractivos. Lo integran Buga y su Basílica del Señor de los Milagros; Ginebra, donde preparan el mejor sancocho de gallina de la región, y en horno de leña; el corregimiento de Santa Elena (que pertenece a El Cerrito), donde están esas hermosas casonas, y el Museo del Transporte, al lado del aeropuerto, en Palmira. Aquí, también esta, el estadio del Deportivo Cali.

El recorrido puede comenzar en Buga para luego ir por entre las tiendas hacia Cali. La caña está por todos lados. Plantas altas, medianas, recién sembradas o listas para cosechar, son las encargadas de ambientar la ruta.

De vez en cuando, sus colores contrastan con cercas naturales de veraneras (o buganviles) lilas, fucsias y rojas. Mientras tanto, la carretera Panamericana, continúa con su doble calzada y su buen estado de mantenimiento.

En Buga, la protagonista es la Basílica del Señor de los Milagros. Es un imponente templo de tres naves, cuyas cúpulas se ven a lo lejos, como incrustadas en la cordillera Central. Adentro, un ambiente de recogimiento invade a los feligreses que llegan de todo el país, e incluso del extranjero.

El Milagroso, como también le dicen, está sobre el altar mayor. Contagia el fervor con el que todos le imploran y le cuentan sus penas. Cumplida la visita, puede continuar por la misma vía, como si fuera para Cali.

 REGION PARAISO

Ahora, el almuerzo.

Tome rumbo a Guacarí. No acelere, porque cerca hay una desviación que lo lleva a Ginebra y le evita el paso por el peaje El Cerrito. Esta es la tierra de la uva Isabella y del sancocho valluno original.

Si es domingo, puede encontrarse con un bazar en el parque principal. Es ExpoGinebra, donde los restaurantes de la zona ofrecen, en un solo lugar, el plato más famoso de la región.

Si no, escoja el restaurante de su elección. Para recomendar: Los Guaduales (en la vía a la vereda Costa Rica) y la Portada de Belén (que funciona en la Hacienda del Mono Núñez, donde hay un museo). Sin embargo, en Ginebra hay más de 20 sitios, famosos por su sancocho.

Para degustarlo, no debe desayunar ni comer nada por el camino. De entrada, unas marranitas , que son unas bolitas de plátano maduro, cocinado, con chicharrón. Luego, hojaldras y tostadas de plátano con hogao y aguacate. Después, el sancocho, en cantidades generosas, acompañado por una presa que casi no cabe en el plato. El precio promedio de este suculento almuerzo es de 12.000 pesos.

 REGION PARAISO

Las haciendas.

La siguiente estación es el corregimiento de Santa Elena, en cuyas inmediaciones hay que visitar la Hacienda El Paraíso, la de Jorge Isaacs, el romántico autor de Efraín y María. La casona, construida en 1815, fue el escenario de las historias de amor de Isaacs con su prima, que lo inspiraron para escribir su novela cumbre.

Aquí también hay un hotel, El Mesón de la Sierra, rodeado por centenarios ocobos y jardines en los que no faltan los rosales siempre florecidos.

En este sector está el Museo de la Caña, que funciona en la Hacienda Piedechinche. En ella, 21 casitas son las encargadas de mostrarles a los visitantes cómo se cultiva y se procesa la caña en cada región del país. Cada una tiene sus trapiches y utensilios tradicionales.

Un tren cañero (conocido como calambuco) lleva a los turistas de rancho en rancho. Y quienes deseen caminar, pueden hacer un recorrido por los senderos ecológicos. También existe la posibilidad de aventurarse en una divertida cabalgata.

Los más arriesgados terminan la tarde volando en parapente, desde el cerro El Pomo. Para ellos, hay un plan que incluye transporte en jeep hasta el voladero, traslados y entrada a la Hacienda El Paraíso.

Esta propuesta es una buena forma de cerrar un fin de semana diferente, en el que no pueden faltar, por supuesto, la gelatina de pata de Andalucía, el manjar blanco, los aborrajados y el pandebono.

 REGION PARAISO

SI USTED VA.

Desde Buga, la vía conduce a Guacarí, que está a unos 15 kilómetros. Más adelante, se encuentra con el peaje Cerrito. Si quiere evitarlo y entrar a Ginebra, en el punto conocido como Crucero Ginebra, hay un desvío a la izquierda que conduce al municipio. Desde ahí, por vías internas, puede conectarse con Santa Elena y las haciendas.

Es una vía secundaria que después desemboca en Amaime (El Placer) y diez kilómetros más adelante, está Palmira. Al salir de la ciudad lo espera el peaje del CIAT (3.900 pesos) y luego de unos 11 kilómetros, el peaje Estambul.

Otros atractivos:.

* Orquídeas del Valle (en el kilómetro 2,5 de la entrada a Ginebra).

* Voladero El Pomo (uno de los mejores puntos para practicar parapente. Informes y contactos para el transporte, en la Hacienda El Paraíso). Tarifa: 64.000 pesos, con transporte.

* Entrada para la Hacienda El Paraíso:  Horario: martes a domingos (y lunes festivos): 9 a.m. a 4:30 p.m.

* Entrada Museo de la Caña:  Horario: Lunes a viernes, de 9 a.m. a 4 p.m., sábados, domingos y festivos, de 9 a.m. a 4:30 p.m.

* En Palmira, al lado del aeropuerto y de la zona franca, está el Museo del Transporte, un lugar que busca recopilar la historia de los medios de transporte desde el primer Ford T de 1921, una réplica del avión de los hermanos Wright, biplanos (todos vuelan todavía), rarezas como carros de tres ruedas, bicicletas, motos y automóviles de carreras como el que corrió Juan Pablo Montoya en Tocancipá.

Pero tal vez el mayor atractivo es la réplica a escala, pero exacta, de una ciudad completa y sus alrededores, que muestra la evolución del tren. Son aparatos mecánicos que recorren una extensa maqueta y pasan por diferentes épocas. 

Alojamiento.

* Buga: Hotel Guadalajara. Tarifa: 160.700 pesos para dos personas, con desayuno. Informes: (2) 2361111.

* El Cerrito: El Mesón de la Sierra (a cien metros de la Hacienda El Paraíso). Tarifa: 90.000 pesos por persona, incluidas las tres comidas. Informes: (2) 6612647.

En Ginebra, hay 21 restaurantes que ofrecen el típico sancocho.
Algunos de ellos son: Los Guaduales, (2) 2561699 (Ginebra); La Portada de Belén, (2) 2580199 (Ginebra).

La hacienda el paraíso fue una casona construida en 1815, en el piedemonte de la cordillera central, rodeada por el río Cerrito y sus florecidos jardines.

El sancocho valluno tradicional se puede saborear en varios puntos de esta ruta.